English

Prioridad

Protección del medio ambiente, respuesta al cambio climático, promoción de la energía renovable y el robustecimiento de la seguridad alimentaria

El año 2014 estuvo en primera plana: fue el primero en décadas que registró crecimiento económico a nivel mundial acompañado con una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) relacionadas con la energía (las cuales constituyen el 72% de los GEI en todo el mundo). Del mismo modo, América Latina y el Caribe redujeron efectivamente la intensidad de las emisiones de su economía, pasando de 776 toneladas métricas de GEI en CO2 equivalente por cada millón de dólares del PIB en 2000, a 607 toneladas métricas en 2012. Esta disminución se registró en el sector de energía y en el de agricultura, silvicultura y otras tierras, los cuales, en conjunto, originan casi el 90% de las emisiones de la Región. Si continua, este “desacoplamiento” entre crecimiento económico y emisiones de GEI, sería una señal de la transformación de los patrones de crecimiento y haría viable una estrategia global de estabilización del clima. La Región también ha mejorado su capacidad de planificación e inversión para encaminarse por un sendero de bajas emisiones y desarrollo que elimina los riesgos climáticos. Este sendero ha sido trazado por el Acuerdo de París sobre cambio climático. Estas mejoras se deben a una comprensión más amplia de los impactos actuales y previstos en relación con el cambio climático, a una política y opciones de inversión más claras, y a un mayor liderazgo y coordinación entre los principales actores del sector público y privado.

Más de 100 proyectos en 22 países aportaron a esta prioridad durante el período del CRF 2012–2015. Tres de los seis indicadores de contribuciones a los productos del CRF correspondientes a esta prioridad alcanzaron sus metas (véase el Gráfico B.5). Sin embargo, los Indicadores 3.5.1, 3.5.2, 3.5.6 solo lograron el 91, 38 y 63% respectivamente. La meta para el Indicador 3.5.2 no se cumplió, debido en gran parte a que los proyectos de transporte público toman tiempo para completarse y por lo tanto para alcanzar a contabilizar sus beneficiarios (véase el Recuadro 2.1). Esta dimensión se ilustra en la Historia 2.11 con la expansión de la red de metro de São Paulo. Este proyecto contribuyó al Indicador 3.5.2, dando acceso a unos 200 millones de personas a un sistema de transporte con bajas emisiones de carbono en el año 2015. En el caso del Indicador 3.5.6 (“Agricultores con acceso a mejores servicios e inversiones agrícolas”), algunos pocos proyectos de gran envergadura surtieron períodos de preparación de préstamos más prolongados de lo esperado y además sufrieron retrasos para comenzar su ejecución. La Historia 2.12 se basa en un proyecto que ilustra el Indicador 3.5.3. Esta refleja los beneficios de una reforma de política en Perú a través de la cual se desarrolló la capacidad del país para adaptarse al cambio climático y mitigar sus efectos. Por su parte, la Historia 2.13 ilustra los beneficios de un proyecto que recuperó el río São Domingos en Brasil y mejoró la calidad de vida de los habitantes de Catanduva.

Gráfico A.5
Objetivos regionales de desarrollo:
Protección del medio ambiente, respuesta al cambio climático, promoción de la energía renovable y el robustecimiento de la seguridad alimentaria
Gráfico B.5
Contribución de los productos a los objetivos 2012–2015:
Protección del medio ambiente, respuesta al cambio climático, promoción de la energía renovable y el robustecimiento de la seguridad alimentaria

Historias de Desarrollo

Historia 2.11
Una solución a atascos colosales

Historia 2.12
Leyes de mitigación del cambio climático

Historia 2.13
El renacer de un río