English

Historia 2.10

Comercio sin fronteras

Simplificando los procesos transfronterizos para mejorar el comercio internacional

Al igual que otros 200 transportadores de mercancías como él, Eduardo Escobar cruza casi a diario la frontera entre El Salvador y Honduras con su carga de contenedores. Hasta hace poco, no había día en que no gastara cerca de cinco horas en medio del calor abrasador diligenciando todos los procedimientos administrativos e inspecciones para pasar al otro lado.

¿Por qué es preciso revisar cargas de mercancía en los pasos de frontera si la misma está simplemente en tránsito hacia otro país? Muchos países de la sub-región se han planteado esta interrogante, por lo que el BID apoyó el diseño e implantación del sistema de Tránsito Internacional de Mercancías (TIM)3 mesoamericano. El sistema prevé una Declaración Única de Tránsito que permite que los transportadores completen en pocos minutos los procedimientos en las agencias fronterizas, especialmente las aduanas, lo que a su vez hace posible que las autoridades aduaneras centren sus esfuerzos en las importaciones y exportaciones de su país.

El BID otorgó financiamiento con garantía soberana por US$155 millones para operaciones asociadas al TIM. El éxito del sistema ha obedecido en parte a la compra y adopción de sistemas de información, la redefinición de procesos y la introducción de mejoras en los puestos de control fronterizo. Este avanzado sistema de tránsito sin papeleo ha optimizado el proceso de cruce de fronteras, al tiempo que ha reducido sensiblemente los costos comerciales en la subregión mesoamericana. La adopción del TIM representa un cambio significativo que requirió el acuerdo de las agencias de aduanas de todos los países participantes, con la mediación del BID como facilitador del proceso.

Otro factor clave en estos avances ha sido la capacitación del personal de las agencias aduaneras y de las empresas de transporte, el cual ha debido aprender a usar el sistema TIM. Esto se logró gracias a la capacitación especializada impartida por el BID, con el apoyo de los recursos de fondos de integración de Canadá, Chile, Colombia, España, Estados Unidos, Japón, México, Reino Unido y Suiza, y de organizaciones multilaterales como la Organización Mundial de Aduanas (OMA), la Organización Mundial del Comercio (OMC) y diversas instituciones subregionales de América Latina y el Caribe, en particular la Secretaría del Sistema de Integración Económica Centroamericana (SIECA).

El programa financiado por el BID ha permitido formar a más de 305 implementadores y usuarios del sistema TIM en los países mesoamericanos, ofreciendo cursos ampliamente disponibles y actualizados sobre variados temas, los cuales se encuentran en www.connectamericas.com.

Gracias al TIM, las cinco horas que tomaba cruzar la frontera entre El Salvador y Honduras ahora se han reducido a tan solo cinco minutos. Por cada hora de espera, un camión mediano consume en promedio 3,8 litros de diésel, emite aproximadamente 10 kilogramos de CO2 y el desgaste del motor es el doble del de su funcionamiento a velocidades normales. En ese sentido, la disminución de costos y emisiones es considerable. Además, los transportadores centroamericanos ya ni siquiera tienen que bajarse de sus camiones, sino que simplemente aguardan a que el sistema computarizado les dé luz verde para poder seguir su camino, lo cual mejora la seguridad y la eficiencia. Así pues, Eduardo y otros transportadores como él pueden efectuar un mayor número de trayectos, lo cual se traduce en ingresos más altos para sus familias, costos operativos más bajos y menos pérdidas de mercancía por causa del calor y la humedad.

Historia por:
Joaquin Tres, especialista principal en comercio e integración en el Departamento de Integración del BID.

Esta historia sobre resultados se basa en las operaciones con garantía soberana CR-L1066 y NI-L1083, as cuales se encuentran en ejecución.

Continue leyendo Capítulo 2 - Integración internacional competitiva regional y mundial